Qué es una newsletter

En este post voy a enseñaros qué es una newsletter, cómo podemos hacer una newsletter efectiva para promocionar nuestra empresa y las ventajas de usarla. ¿Por qué? Porque últimamente se ha hablado mucho de que “las newsletters han muerto” y quiero demostrar que todavía tienen mucho que ofrecer.

Primer paso… ¿Qué es una Nesletter?

Una newsletter (o un boletín de noticias) es una publicación que las empresas utilizan para enviar regularmente a sus afiliados un email para informarles sobre sus nuevos productos, sus mejores promociones y las últimas noticias de interés. En definitiva: una herramienta efectiva para hacer marketing digital.

¿Qué ventajas aportan las Newsletters a nuestra Empresa?

Como os comentaba en el apartado anterior, un boletín de noticias sólo se reparte entre los afiliados de la empresa o negocio. En otras palabras, se trata de un canal de comunicación totalmente permisivo: EL USUARIO TIENE QUE DAR SU AUTORIZACIÓN PREVIA PARA RECIBIR LA NEWSLETTER. Es más, debe tener la opción de darse de baja en cualquier momento. Esa es la clave del éxito de los boletines de noticias: se trata de un canal de publicidad totalmente permisivo y, por tanto, el usuario que recibe una newsletter estará muy receptivo a asimilar los contenidos del boletín.

En relación con el punto anterior debemos señalar que la newsletter aporta valor añadido al cliente: estamos aportando información interesante (siempre que el contenido sea atractivo y de calidad) a un grupo de usuarios afines e interesados por nuestra marca.

La newsletter sirve para crear relaciones estables y duraderas con nuestros clientes, accionistas, empleados y, en definitiva, con cualquier usuario interesado por nuestra organización. Estás demostrando que te acuerdas de ellos y, en definitiva, tu disposición a seguir interactuando con ellos.

Pero no olvidemos que nuestro principal objetivo como empresa es alcanzar la venta. Los boletines, si bien establecen relaciones de valor con nuestros clientes, están orientados a vender. Y la verdad, son bastante eficaces: promocionamos nuestros productos entre un público muy predispuesto a escucharnos. Estamos alentando a nuestros clientes a ponerse en contacto con nuestra empresa simplificando (y mucho) el proceso de venta.

Promocionando nuestra empresa con una newsletter estaremos generando branding o imagen de marca. Como veremos en el siguiente apartado sobre cómo hacer una newsletter la marca debe estar siempre presente en el boletín de noticias por lo que poco a poco conseguiremos estar en la mente de nuestros afiliados.

Otra de las principales ventajas de las newsletters (tal vez la más importante) como herramientas de publicidad es su bajo coste (que condiciona su rentabilidad). Frente a un boletín o anuncio tradicional la newsletter no precisa incurrir en costes de impresión. Por otro lado el envío se realiza por correo electrónico así que te ahorrarás los costes del correo tradicional. Principalmente los costes de una newsletter se resumen en los costes del proveedor de servicio de e-mail.

Siguiente paso ¿Cómo hacer una newsletter que funcione?

Ahora que ya sabemos qué es una newsletter vamos a ver cómo hacer una newsletter efectiva y que funcione. Nuestro primer paso es fijar el objetivo de nuestro boletín. En definitiva, tenemos que ser capaces de contestar a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué queremos conseguir con la newsletter?
  • ¿A quién va dirigido nuestro boletín?
  • ¿Cuándo es el mejor momento para lanzarlo?
  • ¿Dónde vamos a emitirlo? ¿Tenemos claro nuestro ámbito geográfico de actuación?
  • ¿Qué servidor de correo electrónico vamos a usar?

Tenemos que establecer un presupuesto anual destinado a publicar newsletters. No olvides que aunque su coste no sea muy alto en comparación con otros métodos de publicidad siempre vamos a incurrir en algún coste. Así que para evitar sorpresas desagradables vamos a fijar un presupuesto desde el principio y ciñámonos a él.

Debemos contar con una buena base de datos de correos electrónicos. Lo mejor es crearla poco a poco con los datos de los clientes de nuestra empresa que nos permitan su uso (que en definitiva van a ser nuestro mejor público). Para ello deberíamos crear un formulario de registro en nuestra página web aunque puedes crear tu base de datos con métodos más convencionales.

Ahora es el momento de decidir el diseño y las características de nuestro boletín. ¿Mi consejo si es el primero que hacemos? Recopilemos newsletter de otras empresas y tomemos aquellos aspectos que más te gusten de cada publicación.

El diseño de la newsletter debe perseguir un aspecto estético que a la vez de ser irresistible permita al usuario seguir el cuerpo del boletín. Lo aconsejable es repartir el apartado en columnas y tener bien claro qué publicar en cada una.

El tipo de letra es esencial: ayuda a reforzar el tono que deseamos transmitir: hay tipos de letras desenfadados, serios etc. También hay que decidir el tamaño de la letra para el título, los subtítulos y el contenido en sí.

Una de las partes esenciales del boletín es la cabecera. ¿Por qué es tan importante? Porque es lo primero que lee el lector y va a determinar en gran medida que siga leyendo o cierre el boletín. Generalmente incluye el nombre del boletín, su número, la marca de la empresa y la fecha de publicación.

Y aquí llega uno de los puntos más importantes: debemos ofrecer al usuario la posibilidad de darse de baja y ya no por amabilidad sino por imposición legal. Si enviamos una newsletter sin ofrecer la opción de baja puedes tener serios problemas.

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha servido para aprender qué es una newsletter y cómo crear una que sea efectiva? Si deseas añadir algo más sobre qué es una newsletter o cómo puedes hacerla te animo a comentarlo con todos.